Recomendaciones generales para la depilación con cera

Antes:

Evita la exposición a cualquier tipo de calor, tanto antes como después de la depilación con cera. No tomes el sol, no te expongas al calor de una sauna o de un baño caliente, al menos un día antes y un día después. De esta manera facilitarás la extracción del pelo, y evitarás que te salgan manchas o que la piel se irrite.

Después:

Aplícate alcohol en la zona depilada para cerrar el poro y evitar infecciones.

Es aconsejable que realices exfoliaciones entre sesión y sesión, para evitar que los pelos crezcan hacia dentro. Regístrese utilizando un guante de crin o una crema exfoliante, que además te ayudarán a eliminar las células muertas.